¿Ayudas al alquiler para quién?

El 7 de mayo, el programa de “alivio” de alquiler de 15 millones de dólares que el ayuntamiento de Houston aprobó entró en vigor. Los inquilinos podrán solicitarlo desde el 13 de mayo. Este programa requiere que los propietarios se inscriban en el programa para que los inquilinos sean elegibles para recibir fondos de ayuda si se han atrasado en el alquiler durante esta crisis de salud. Según ABC13, este programa tiene el potencial para ayudar a 6.818 personas en todo Houston. Este número aumenta si se incluye a los familiares del inquilino que también conviven en la unidad de alquiler. El Sindicato de Inquilinos de Houston (HTU) anima a los inquilinos cuyos propietarios se han inscrito en el programa y que califican para recibir fondos de ayuda a solicitar esta asistencia monetaria. Sin embargo, debemos tener claro que este programa de ayuda para el alquiler no es más que un rescate para los propietarios disfrazado como una ayuda para los inquilinos. Durante nuestra campaña "7 días poder inquilino", nos quedó claro que el alcalde Turner y el ayuntamiento de Houston están haciendo la vista gorda ante la manera en la que los propietarios están explotando y aprovechándose de los inquilinos. Una periodista local está investigando la razón por la que el alcalde Turner ignora a los inquilinos. Ella ha conseguido rastrear las donaciones políticas que Turner ha recibido de organizaciones como la Asociación de Apartamentos de Houston (HAA). Esencialmente la HAA es un lobby de propietarios que se hace pasar por un recurso imparcial tanto para los inquilinos como para los propietarios. Así que, por supuesto, la HAA aprobaría de este programa de ayuda para el alquiler ya que pagan al alcalde Turner para que cuide sus intereses. Además, el alcalde Turner, el ayuntamiento de Houston y la jueza Lina Hidalgo nunca se han comprometido a una sólida moratoria de desalojo de 60 días. En vez de eso, han extendido la moratoria de desalojo dos veces, aumentando el estrés, la ansiedad y la precariedad de los inquilinos que se apresuran a asegurarse una vivienda.

Sylvester Turner con Marvin Odum, el "Zar de la recuperación", del huracán Harvey y del COVID19 que también es el ex-presidente de Shell Oil

Los fondos para el programa provienen de la subvención federal del Acto CARES a Houston, que es de 404 millones de dólares en total. El alcalde Turner admitió durante la reunión del Consejo de la Ciudad a principios de esta semana que el programa de ayuda no se acerca a lo que se necesita, y que quiere impulsar esto ahora debido a la "enorme presión" existente. El miembro del Consejo Municipal Jerry Davis admitió que él, como propietario, no firmaría esto para sus casas. La reunión del Consejo de la Ciudad estuvo generalmente llena de peticiones de fondos adicionales que superen los 404 millones de dólares, y de un escepticismo sobre la eficacia del programa. Además, no está claro si el programa de ayuda para el alquiler proporcionará asistencia a las comunidades indocumentadas. A medida que esta crisis se ha desarrollado, HTU ha documentado el acoso, la intimidación y las amenazas que los inquilinos han sufrido a manos de los propietarios en todo Houston. Desde que comenzó la moratoria de desalojo el 18 de marzo, los propietarios han presentado 1.085 solicitudes de desalojos que se ejecutarán después de que la moratoria de desalojo termine el 18 de mayo. El programa de alivio de la renta sólo se extiende hasta el 1 de junio para los inquilinos que se inscriban en él. Además, según el Instituto Kinder de la Universidad Rice, "Los inquilinos constituyen el 45 por ciento de la población del Condado de Harris. Dentro de la ciudad de Houston ese número se eleva hasta el 57 por ciento. En total hay 703.000 hogares de alquiler en el condado". Las 6.818 familias que tienen derecho a la ayuda para el alquiler son sólo una gota en el mar de los cientos de miles de inquilinos que se han retrasado o no pueden pagar el alquiler como resultado de la pérdida de su trabajo. Al final, la gran mayoría de los inquilinos, incluso los que pueden recibir una ayuda para el alquiler, permanecen en una situación vulnerable. Este programa de alivio de la renta no modifica las condiciones generales de vivienda en las que se encuentran los inquilinos durante el desarrollo de esta crisis. Lo que esta crisis deja en claro es que hay poderosas fuerzas políticas en Houston organizadas en contra de los inquilinos. No es suficiente dirigir a los inquilinos al programa de fondos de ayuda y cruzar los dedos esperando lo mejor. Los inquilinos necesitan de organización propia para poder construir una capacidad de lucha propia para resistir estas fuerzas y priorizar las necesidades de nuestras familias, amigos y vecinos. Los datos recogidos antes y después del huracán Harvey nos dicen claramente que los inquilinos se enfrentan a desalojos masivos a pesar de estar en medio de una crisis. Lo que más le importa a los propietarios en momentos de crisis es pagar el alquiler. Pero no tenemos que aceptar estos datos como un resultado inevitable que nos depara el futuro. Los inquilinos ya están empezando a contactar con HTU para luchar contra los abusos de los propietarios usando la acción directa. No esperen, únanse a HTU y a otros inquilinos de Houston mientras nos organizamos y llevamos la lucha a los propietarios.

28 views